Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

jueves, noviembre 09, 2006

Soñar, soñar, no cuesta dinero...

Los sueños han sido siempre fuente inagotable para la literatura, pues se rigen por la misma subjetividad que nos permitimos para crear arte, pero sobre todo son fundamentales para el arte moderno (destaca el onirismo como ingrediente fundamental para el surrealismo).

Aquí tenéis un ejemplo:

Un sueño fantástico

Mi sueño fantástico empieza cuando, a media noche, pasa por mi cabeza que estoy en la administración de loterías para comprobar los resultados de una quiniela que había hecho unos días antes. La señora me mira los resultados y me dice que he sido afortunado: "Has ganado mil setecientos millones de euros". Entonces me voy corriendo a mi casa a explicarlo a mis padres y enseguida organizo una fiesta familiar para celebrarlo.

Preparo una buena comida, un buen vino y una agradable música.

Cuando estaba en lo mejor de la celebración, de repente me despierto y me doy cuenta de que tan sólo había sido un sueño. ¡Qué lástima!.

Andreu Llusà 2º E.S.O. B
PARA RESPONDER: ¿Qué efecto nos produce que los sueños se acaben justo antes de acabar la redacción?

No hay comentarios:

El ahorcado