Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

domingo, abril 06, 2008

La mina de cristal.

Había una vez, en un pueblo muy pequeño, un hombre que se llamaba Juan. A Juan le gustaba mucho ir a escalar montañas. Un día decidió ir a subir la montaña más alta y más misteriosa que estaba justo al cruzar el río. Cuando estaba a mitad de camino, encontró una cueva y se instaló dentro de la cueva, porque estaba lloviendo muy fuerte. Cuando entró en la cueva, vio una luz de color azul claro que venía desde el final de la cueva y se fue a ver qué era esa luz. Cuando llegó al final de la cueva, vio que un cristal estaba haciendo luz. Juan cogió el cristal y se lo llevó hacia su pueblo, al llegar al río, vio que no podía cruzar y entonces se montó la tienda y se puso a dormir. Cuando se levantó, vio que se había vuelto de cristal durante la noche y se fue corriendo hacia el pueblo a que le ayudasen los enfermeros del hospital. Al cabo de una semana, Juan se recuperó, para la gente del pueblo, Juan era muy útil porque si le cortaban un trozo de cristal, se recuperaba muy rápido y como Juan era de cristal, los artesanos del pueblo pidieron a los mineros que sacaran cristal de la cueva misteriosa. Un día, Juan ya era demasiado viejo para seguir viviendo y se murió. La gente del pueblo echaba de menos a Juan que era el descubridor del cristal para el pueblo.
Paul Almasán
1º E.S.O. 2007

No hay comentarios:

El ahorcado