Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

jueves, mayo 01, 2008

En mi pueblo vivía un hombre de cristal

¡Buenas a todos! Hoy estoy aquí para contarles unas historias difíciles de creer, pero que son muy reales, algunas dan risa, otras miedo, pero todas van de un amigo mío que era de cristal.

Él se llamaba Rantaro y tenía una familia formada por: Sus padres (los dos), su hermana y su perro, todos de cristal.

La primera, y creo que es de las más graciosas, fue cuando Rantaro, emocionado porque yo fui a su casa, pisó la cola de su perro llamado Dog. Fue muy gracioso ver como el perro, al día siguiente, andaba sin cola.

El chico murió porque nosotros, jugando a tirar globos de agua, con poco agua y lo demás aire (que los hace más duros) le dimos en la cabeza y se hizo trozos, eran millones de pedazos de cristal, fue una pena.

Sus padres murieron de tanto llorar, y el perro una semana después, cuando yo le di con la pelota de golpe en la tripa.

A su hermana la intentaron violar, y sin querer, dio con la cabeza contra el coche al resistirse.

Lo más misterioso, es que un mes más tarde vino una familia al pueblo, con los mismos nombres, pero de chocolate, los otros duraron años, éstos en dos días ya se los habían comido la gente del pueblo.

Ovidiu Chivoiu 1º E.S.O. 2007-2008

No hay comentarios:

El ahorcado