Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

martes, febrero 27, 2007

Tema libre II

Otro aspecto que os interesa mucho, os preocupan hechos realmente serios.

Esta historia me la contó una chica que se llamaba Hilary.
Todo empezó en una tarde de verano, en la que yo estaba en mi cuarto escuchando música, porque hacía demasiado calor para salir a la calle, cuando de repente, llamaron al timbre de mi casa, abrió mi madre, era Hilary, la hizo pasar a mi cuarto, estaba un poco entristecida y cuando mi madre cerró la puerta y nos dejó solas, Hilary echó a llorar. Meexplicó que, desde hacía mucho, se había dado cuenta de que sus padres solo hacían que gritarse uno al otro y discutir por la mínima, pero ella decidió no preocuparse y pensar que pasaban un mal momento, pero llegó el momento en el que no podía hacer ver que no pasaba nada, pasó de oir las discusiones a ver, desde un rincón, cómo su padre pegaba a su querida madre.
Yo la consolé todo lo que pude, cuando se marchó no sabía qué hacer, si explicárselo a alguien o llevármela con mis amigos cada día para que no estuviese demasiado tiempo en su casa. Me decanté por la segunda opción y no sé porqué, quizá habría sido mejor la otra, porque un día, cuando llegamos de una fiesta, vimos una ambulancia enfrente de nuestro portal, sí, era su madre.
A la mañana siguiente se marchó, la vino a buscar su tía, desde aquel día no he vuelto a saber nada de ella, solo deseo que se encuentre bien, aunque supongo que estará un poco dolida con su padre.
Mariona Canal

No hay comentarios:

El ahorcado