Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

miércoles, abril 22, 2009

Autobiografía de un "don nadie"


“Don nadie” es como me llamaba, “don nadie” es como me llaman y “don nadie” es como me llamarán todo el resto de mi vida.

De madre desconocida, cuya única cosa que sé es su profesión, prostituta. Mi padre me abandonó junto a mi madre, por las drogas, o eso es lo que las malas lenguas decían por ahí. Me crié en un orfanato de Madrid. Allí, todo el mundo decía que era autista, ya que siempre iba solo por el mundo, hablando con nadie. En los catorce largos años de mi vida que llegué a pasar allí, solo tuve una única amistad. Y parece increíble, pero es que no recuerdo su nombre. Los niños del orfanato nunca conseguían recordar mi nombre. Así que me empezaron a llamar Don nadie. Siempre me decían que aparecía y desaparecía repentinamente. La gente, incluso me llegó a ver en sitios donde yo no estaba. Era increíble. Cuando conseguí salir de ese sitio, a la edad de dieciséis, conseguí un empleo de... minero... sí... yo diría que era eso. La verdad es que no me acuerdo muy bien. Pero siempre recordaré mi primer amor, Soledad. La gente me seguía llamando Don nadie, por eso se burlaban de nosotros. Decían “¡Mirad, es Don nadie y Soledad!” Aunque a veces nos molestaba un poco, eso a nosotros nos daba igual. No sé por qué, mi Soledad murió. Y yo quedé sumergido en un mar oscuro de llantos, penas y sufrimiento. Recuerdo que, aunque la gente de mi alrededor me marginara, odiaba estar solo. No paraba de repetirme que “la única Soledad que acepto sigue gustándome, es morena, de uno setenta y le llaman la Sole”. No podía asumir que había vuelto a quedarme solo. De mi pasado no recuerdo mucha cosa más. Ahora tengo unos ochenta... y largos años. Cada día me viene a visitar una mujer que afirma ser mi hija. Pero que yo recuerde, no tengo de eso. Por cierto, si alguna vez alguien lee esta pequeña memoria mía. ¿Me podrá decir qué es exactamente el alzhéimer? Es una palabra que los médicos no paran de repetir y que dicen que yo padezco. ¡Bah!, Tonterías.
Firmado: Don nadie.
Lorena Ribera. 4º E.S.O. A 2009

No hay comentarios:

El ahorcado