Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

martes, enero 26, 2010

Una tarde

Una tarde, Elisabeth, en el año 1827, estaba con su amiga Tunia en un campo de petunias, y vieron un cohete que se dirigía hacia la Luna. Tunia y Elisabeth pensaron e imaginaron cómo se sentirían al dirigirse hacia la Luna en un cohete, entonces decidieron ir a la montaña más alta y subirse al cohete, anduvieron hacia la montaña y, por el camino, se encontraron a su vecino, que también había visto el cohete y quiso acompañarlas hasta la montaña. Cuando se dieron cuenta cayeron por un precipicio y se murieron todos, incluso Tunia, que no pudo amortiguar el golpe con su enorme barriga.

A la semana siguiente los enterraron, pero la tumba de Tunia no era lo suficientemente grande para poderla enterrar, y allí la dejaron, porque no la podían ni transportar por culpa de su peso.

No hay comentarios:

El ahorcado