Leer, ¿Para qué?

Leer, ¿Para qué?
Leer es útil, si no lees no sabrás hacer nada.

jueves, mayo 01, 2008

La hormiga y el conejo

Había una vez una hormiga que después de un día de lluvia volvía al hormiguero, cuando, en el camino encontró un riachuelo que, para la hormiga era enorme. Cerca apareció un conejo, sucio y desaliñado, que le dijo a la hormiga:

-Hormiga, si quieres, yo te llevo de un salto.

-¡No!

-¿Por qué?

-Estás sucio, yo me haré una barquita con unas pajitas que hay en el suelo.

-La corriente es muy fuerte y te hundirás.

-¡Déjame!-Rechistó la hormiga.

El conejo se marchó, la hormiga hizo su barquita, se hundió y murió.

Moraleja: Aprende a pedir ayuda cuando realmente lo necesitas.

Sara Santafé, 1º E.S.O. 2007-2008

No hay comentarios:

El ahorcado